Llamar por teléfono ahora

facebook río psiocologíaTwitter centro psicología Arganzuela g+ rio psicología

La personalidad sana es un conjunto de rasgos que si se encuentran en equilibrio permiten al individuo adaptarse a la vida diaria. Cuando los rasgos sobrepasan unos límites podemos hablar de trastornos de personalidad, caracterizados por la rigidez y la impermeabilidad del pensamiento, conducta y emoción. 

El trastorno de la personalidad por evitación se caracteriza por un patrón general de inhibición social, sentimientos de inferioridad y una marcada hipersensibilidad a las críticas y la evaluación negativa que se da en diferentes contextos afectando a las áreas más importantes de funcionamiento. El mecanismo de afrontamiento generalizado es la evitación. 

Leer más

Se caracteriza por la desconfianza y la suspicacia  de forma que las intenciones de los demás son interpretadas fácilmente como amenazantes y maliciosas en diversos contextos:

Leer más

Se trata de un patrón generalizado de preocupación por el orden, el control mental e interpersonal y el perfeccionismo a expensas de la espontaneidad, la flexibilidad y la eficiencia que se produce en diferentes contextos.

Leer más

El trastorno de la personalidad por dependencia se caracteriza por una necesidad generalizada y excesiva de que los demás se ocupen de uno mismo, que ocasiona un comportamiento de sumisión y temores de separación que se da en varios contextos.

Leer más

Se trata de un patrón de distanciamiento de las relaciones interpersonales y de restricción de la expresión de las emociones que se da en diversos contextos.

Leer más

Un patrón de excesiva emotividad y búsqueda constante de atención que se da en diferentes contextos:

Leer más

Un patrón general de déficits sociales e interpersonales que se asocian a malestar agudo y a una capacidad reducida para establecer relaciones personales así como distorsiones del pensamiento y excentricidades en la conducta que se presentan en diversos contextos.

Leer más

La personalidad narcisista se caracteriza por un patrón general de grandiosidad, una necesidad de admiración y falta de empatía en las relaciones con los demás que se producen en diversos contextos.

Leer más

El trastorno límite se caracteriza por la inestabilidad, tanto en las relaciones interpersonales como en la autoimagen, y por una marcada impulsividad que se dan en diversos contextos.

Leer más
Subir